Muchas dudas sobre la pensión de los autónomos


En España siempre se ha dicho que falta cultura emprendedora y al parecer muchos autónomos tampoco están muy al día de la importancia de la Seguridad Social. La mayor parte de ellos optan por cotizar lo mínimo, que está en torno a los 250 euros mensuales, con la intención de ahorrar al máximo durante el periodo de actividad.

Sin embargo habría que analizar hasta que punto es rentable esa cotización mínima, ya que a largo plazo posiblemente se resienta a la hora de cobrar las pensiones como en los casos de incapacidad. También hay la posibilidad de cobrar la prestación del paro durante el tiempo que se trabaja a cambio de aumentar nuestra cotización, aunque muchos de ellos desconocen estas medidas.

Este pensamiento que tienen los trabajadores autónomos se basa en la desconfianza que tienen sobre el sistema y sobre el futuro del sector público. Realmente nadie sabe si dentro de veinte años o incluso diez estará vigente el modelo de pensiones que tenemos en la actualidad.

Antes todas estas dudas lo más normal es que se contraten planes de pensiones y seguros privados para garantizarse una jubilación lo más cómoda posible. En la actualidad, un autónomo con cuarenta años cotizados y jubilándose a las 64 años le queda una pensión aproximada de 700 euros. No es mucho si se tiene en cuenta todo el tiempo cotizado, pero ya se sabe que lo que cuentan son los últimos 25 años.

Cuando contratan planes de ahorros privados es posible que gasten más en extras a aseguradoras y entidades financieras que si lo hiciesen aumentando su cotización en la Seguridad Social. La verdad es que es complicado de prever que futuro nos espera en el capítulo de pensiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario