Accidentes domésticos de los mayores



La gente mayor, a medida que cumple años, tiene más opciones de sufrir un accidente doméstico. Y es que estamos expuestos a los daños de cualquier aparato eléctrico, los medicamentos que tomamos o incluso los productos de limpieza. Por eso a veces nuestro hogar se convierte en una auténtica trampa para los mayores.

Y es que los mayores van perdiendo equilibrio, que se une a las dificultades para caminar y la disminución de la visión. Además de los problemas que se pueda encontrar en el hogar como escaleras, baños mal equipados o suelos resbaladizos.

En casa cualquiera puede verse afectado por un accidente doméstico, ya da una quemadura, intoxicaciones, golpes o caídas. Una correcta distribución de la vivienda nos ayudarán a prevenir muchos de estos accidentes, que en ocasiones pueden llegar a ser mortales.

Cuando ocurre un percance hay que mantener la calma y actuar con la mayor rapidez posible sin que se resienta nuestro estado. Lo adecuado sería actuar correctamente para reducir lo máximo posible las consecuencias.

Por eso resulta imprescindible tener en casa un botiquín, que esté alejado de los niños y que nos puede ser de gran ayuda en los momentos iniciales. También hay que tener a mano los teléfonos del 112, urgencias, policía y bomberos.

Recomendaciones en casa

  • Si nuestros nietos andan por casa hay que tener especial cuidado. Manten objetos pequeños, botones, pilas o pastillas fuera del alcance de los niños. 
  • Los medicamentos y productos de limpieza deben estar guardados en lugar seguro. 
  • Vigila a los niños mientras se bañan. 
  • Protege enchufes y electrodomésticos. 
  • Revisa las instalaciones eléctricas. 
  • Asegura ventanas y balcones para que los niños no accedan a ellos solos.
  • La limpieza de suelos y escaleras puede evitar un gran número de caídas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario