Cómo conseguir plaza en una residencia de mayores pública



Conseguir plaza en una residencia de mayores pública no es tan fácil como aparece. No se puede solicitar directamente en el geriátrico y además hay que soportar un tiempo de espera, que pueden ser años. Es un proceso largo, que puede ser por decisión propia de uno mismo o por recomendación de un médico o de un trabajador social. Os vamos a desgranar algunos de los pasos que da una trabajadora social para acceder a una de estas plazas:


1. Pedir cita a un centro de servicios sociales

Pedir cita a su Trabajador Social. Llame por teléfono al centro de Servicio Sociales más cercano. Diciendo su dirección le dirán cuál es su Trabajador/a Social. Si usted no puede desplazarse, un familiar puede ir a la cita en su nombre .
2. Solicitar valoración de grado de dependencia


Para acceder a las distintas prestaciones es imprescindible solicitar valoración de grado de dependencia. En función del resultado de la valoración podrá tener derecho a recibir ciertas ayudas. 

Los pasos a seguir no son iguales en todas las comunidades, ya que son éstas las que asumen las competencias y pueden existir diferencias entre una comunidad española y otra.
3. Esperar la llamada para la visita en su domicilio


El siguiente paso es esperar a que le llamen por teléfono para concertar una cita en su domicilio con la persona que le valore. Le facilitarán el día y la hora aproximada con unos días de antelación.


4. Valoración en el domicilio


Desde la Delegación de Bienestar Social de su provincia le llamarán por teléfono para decirle el día y la hora en el cual otro Trabajador Social le visitará en su domicilio para hacer una encuesta sobre las capacidades físicas y cognitivas del solicitante.

Por ejemplo, le preguntarán si va sólo al baño, si come sólo, si puede tomar su medicación solo, en fin, le preguntarán sobre la capacidad de realizar las distintas Actividades de la Vida Cotidiana. Es imprescindible que ese día esté algún hijo o familiar que conozca la situación de la persona valorada, mientras realiza dicha encuesta Es muy importante no intentar sacar fuerzas de flaquezas, es decir, es fundamental decir con total sinceridad todo lo que no puede hacer y para lo que necesita ayuda.
5. Carta de reconocimiento


Siguiente paso: después de la valoración en el domicilio, recibirá una carta con el reconocimiento o no del grado de dependencia. 


6. Nueva cita con el Trabajador social del centro de servicios sociales


Deberá solicitar una nueva cita para que le expliquen la contestación, y según el grado, las ayudas que tiene derecho a solicitar. Su Trabajador/a  Social seguramente le puede ayudar a tomar la mejor decisión para solucionar su situación, pero usted tiene la última palabra.


7. Solicitar la plaza en residencia pública


Con el grado reconocido, el último paso es solicitar plaza pública. Mínimo necesita un grado 2 para que pueda recibir esta prestación. Esta solicitud también la debe hacer con la ayuda de su Trabajador Social.


8. Si la situación es muy urgente:


Puede acudir a una residencia privada y una vez en ella solicitar la prestación vinculada al servicio que consiste en un ingreso económico mensual para ayudarle a pagar la plaza de residencia privada. En este caso le pedirán los datos de su cuenta bancaria, y también firmar un escrito que dice que no posee bienes inmuebles además de su vivienda.


9. ¿Qué pasa cuando solicita la plaza pública?
La plaza se la pueden conceder en su localidad y hasta una distancia de 50 kilómetros de ella. Seguramente tendrá que esperar unos meses en lista de espera. Si tiene un grado de dependencia 3 el tiempo de la espera será menor.
Como puede ver le llevará varios meses el finalizar todos los pasos, por ello es muy importante que empiece los trámites cuanto antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario