Ocio activo para los jubilados



Envejecer no es sinónimo de enfermedad o ausencia de deseo sexual. Tampoco lo es de carencia de capacidad productiva o creativa ni de un estado de eterno cansancio que obliga a llevar una vida sedentaria. Hay gente que aprovecha el retiro para lograr su máximo esplendor.

Un envejecimiento bien llevado nos permite vivir más y disfrutar del tiempo libre en todo su esplendor. Es posible que en nuestra sociedad no se presentan las suficientes propuestas para rellenar todo el tiempo libre de los jubilados. 

Y no se tiene en cuentan que dentro de 30 años la mitad de la población de este país estará jubilado o a punto de ello. A ello se le une además el aumento de la esperanza de vida, cifrada en torno a los 80 años. Y no todo será cuidar nietos o revisar obras. Tienes otras alternativas como viajar con el Imserso, retomar tus estudios en la Universidad o simplemente participar como voluntario con alguna organización.

Universitarios a los 60 años
Hay unas 35.000 personas, entre los 55 y 80 años, que fomentan su creatividad a diario yendo a la Universidad. Incluso algunas de ellas disponen de una oferta pensada para ellos, con un proyecto curricular adaptado a sus intereses.

Otra alternativa es el voluntariado. Con estas prácticas consiguen sentirse más útiles colaborando de manera gratuita con la sociedad. En algunos municipios prestan una mano regulando el tráfico o compartiendo sus conocimientos como guías turísticos.

Internet es un buen refugio para muchos jubilados, que parece que una vez retirados de la actividad laboral se quitan de todos los miedos. Aprenden en asociaciones vecinales y cursos privados para captar lo básico de la informática, como mandar un email o chatear con otros familiares.

Ventajas de la formación para la tercera edad 

  • Permite permanecer activos intelectualmente, sin descuidar las facultades mentales.
  • Aprender proporciona una beneficiosa sensación de satisfacción personal y confianza en uno mismo. > Facilita la relación con personas de la misma edad, con inquietudes, problemas o aficiones similares.
  • Ayuda a vencer la depresión y a seguir activos, ya que obliga a salir de casa, ir a la escuela, intervenir en clase...
  • Posibilita un mayor acercamiento a los jóvenes, con quienes se pueden mantener conversaciones sobre informática, literatura... permitiendo un enriquecedor intercambio de saberes, atractivo para ambas partes.
  • Mejora la forma física, ya que en muchos centros también se imparten clases de educación física especializada y bajo supervisión médica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario