Qué comer en la Tercera Edad


La gente mayor debe de comer de todo salvo que haya órdenes facultativas de evitar determinados alimentos. Unos correctos hábitos alimenticios nos ayudarán a prevenir enfermedades cardiovasculares, osteoporosis o cánceres.

Y es que muchos problemas de salud de los jubilados vienen derivados no comer adecuadamente. Las comidas sanas contribuyen a mejorar la calidad de vida y aceleran las recuperaciones, que a estas edades resulta bastante complicado. A continuación os proponemos una serie de consejos en materia de alimentación que os ayudarán a envejecer mejor:
  • En el mercado hay que realizar una correcta compra. Lo mejor es ir después de comer, con el estómago lleno para evitar adquirir productos muy golosos. También hay que saber conservar correctamente esos productos en el hogar.
  • Realizar cuatro comidas y si tenemos mucho apetito comer entre horas una pieza de fruta y menos cantidad en las comidas principales.
  • Consumir una gran variedad de alimentos, comiendo siempre con moderación. No vale darse un buen atracón y luego estar un día sin llevarse nada a la boca.
  • Comer frutas y verduras todos los días, además de lácteos.
  • Comer carnes rojas y blancas, retirando con anterioridad la grasa.
  • Moderar el consumo de sal y evitar en gran medida las frituras. Si tienes que comer un filete hazlo mejor a la plancha.
  • Consumir la mayor cantidad de agua posible. Es una buena manera de mantenerse sano.
La alimentación es vital en un buen envejecimiento, tanto o más importante que el ejercicio físico y mental. De vez en cuando puedes darte algún capricho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario