Mostrando entradas con la etiqueta HABITOS SALUDABLES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta HABITOS SALUDABLES. Mostrar todas las entradas

Envejecimiento activo: viajes y termalismo


Participar en los programas de viajes y termalismo del IMSERSO es muy recomendable y positivo. Estas ofertas alejan a las personas mayores de la soledad, les ofrecen la posibilidad de ampliar sus amistades y de conocer mejor España. Además, suponen una mejora general sobre el estado de salud de quienes participan, ya que en todo momento están bien atendidos, en hoteles de calidad y con supervisión médica, en especial en los centros termales.

Los mayores ya conocen de sobra las estancias semanales y quincenales en lugares de sol y playa, el programa de termalismo social y algunos, incluso, están al tanto de los circuitos culturales y de naturaleza que se han incorporado en los últimos años. Las ofertas para el envejecimiento activo son múltiples, tanto por el tipo de actividad como por el lugar de destino, pero se pueden agrupar en dos grandes opciones:

  • Vacaciones: Están diseñadas para que los mayores puedan disfrutar de su tiempo libre en zonas de clima cálido y realicen viajes culturales por lugares y rutas de interés turístico. 
  • Termalismo: Los tratamientos termales son cada vez más recomendados y están indicados en la prevención y rehabilitación de la artrosis, el reumatismo, problemas respiratorios y otras dolencias, además de proporcionar relajación y descanso.
Para poder acceder a los viajes del Imserso hay que cumplir una serie de requisitos, pero están destinados para las personas mayores de 65 años o jubiladas con algunos años de anterioridad.

Planificar la jubilación


Nunca es temprano, por muy jóvenes que seamos, para preparar nuestra jubilación. Pensemos que todo lo que invirtamos ahora podremos disfrutarlo cuando lleguemos a los 65 o 67 años.

Las decisiones de hoy nos ayudarán para el día de mañana. Por eso es importante cotizar lo máximo que se pueda para que tengamos una pensión adecuada. Trabajar en negro y sin cotización afectará sin lugar a dudas a nuestra jubilación.

Sopesa antes de jubilarte qué tipo de vida pretendes llevar. Ante todo debes de cuidar tu salud y mantener unos hábitos saludables, con una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio. Ten clara que tipo de actividades son las que te apetece realizar.

Calcula cuanto dinero necesitarás para vivir sin problemas después de la jubilación e intenta controlar los gastos diarios para reducir las facturas del teléfono o la luz. Intenta averiguar cuanto te quedará de pensión y súmale el dinero de los fondos de pensiones y otras inversiones que tengas.

Ten en cuenta que cuando llegues a la jubilación tendrás descuentos en el transporte público y en actividades de ocio. Saca provecho de ello y no dudes en participar en las actividades que más te gusten. Tienes que replantearte si pretendes vivir en tu casa de siempre en la ciudad o si prefieres mudarte a una casa de aldea para disfrutar de la naturaleza.