Mostrando entradas con la etiqueta PASATIEMPO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PASATIEMPO. Mostrar todas las entradas

Envejecimiento activo: practicar yoga


Conectar con el espíritu interior y la conciencia universal para recuperar la alegría por la vida, al tiempo que se fortalecen huesos, articulaciones y músculos, es lo que un adulto mayor puede lograr si se decide a disfrutar de su cuerpo sobre un tapete de yoga.

En un corto espacio de tiempo, los ejercicios de yoga especialmente adaptados para mayores pueden despertar el poder regenerador del cuerpo. Tendrás más energía, un mejorado estado físico y una actitud más positiva ante la vida. Muchos de los problemas asociados con la edad como el insomnio, falta de iniciativa, circulación insuficiente y problemas digestivos pueden corregirse.

Respirar mejor, es otra ventaja que los adultos mayores adquieren con la práctica de yoga, ya que los ejercicios de respiración o pranayama aumentan la capacidad del diafragma y los pulmones, lo que permite introducir más oxígeno al cuerpo y combatir las enfermedades respiratorias.

Estudiar tras la jubilación


Una vez conseguida la jubilación disponemos de mucho tiempo libre y podemos organizar nuestra vida a nuestro antojo. Seguramente que intentarás recuperar una parte de tu vida, realizando viajes o saliendo con las amigos/as. ¿Pero has pensado en retomar los estudios? Muchos españoles tuvieron que abandonar sus estudios para mantener a la familia o simplemente porque no disponían de recursos económicos.

Cuando decides retomar tus estudios se hace por un afán de superación y por ampliar conocimientos. En España hay más de 45.000 personas mayores de 50 años que estudian en alguna de las Universidades españolas. Si no te atreves con una carrera universitaria puedes decantarte por algo más sencillo como un curso de Internet.

Seguro que todo jubilado que se decide a apuntarse a la Universidad tendrá que soportar los comentarios de su entorno, plagado de tópicos como "¿Para qué te apuntas?" o "Vas a hacer el ridículo entre tanta gente joven".

Los estudios te ayudarán a permanecer activo y además mantendrás la memoria ocupada de preocupaciones y problemas. La edad nunca es problema para ponerse a estudiar. La formación permanente sirve para garantizar un envejecimiento activo y una autonomía personal.

Además, puede darse una circunstancia muy curiosa, porque incluso podrías coincidir en las aulas con alguno de tus nietos. No sientas vergüenza y da el paso, porque posiblemente estés cumpliendo un sueño personal.